Post

Empieza por el principio…

Un nuevo año comienza y he decidido empezar este pequeño proyecto, por un lado porque mi esposa dice que hablo demasiado y de esta manera tal vez saque todo lo que tengo que decir, por otro lado creo que es importante hablar acerca de Vivir Bajo su Gracia, poner en la perspectiva histórica y contextual muchas de las enseñanzas qué la Biblia da, haré mi mayor esfuerzo en presentar la Palabra de Dios de manera clara y objetiva. Creo firmemente qué esta (la biblia) debe ser la base para nuestras vidas, los cimientos para nuestro diario vivir y nuestras decisiones futuras, porque qué somos sin convicciones, sin algo a que sujetarse cuándo todo falla, cuando alguien se va, cuando el trabajo no es suficiente, cuando nuestras expectativas sobre nosotros mismos no son las que quisiéramos.

No pienso hablar solo de la Biblia como ese libro antiguo y que ha sido puesto de lado por arcaico y aburrido (o así nos lo han presentado) sino también de Jesús, este hombre que según el historiador Josefo vivió en Israel algo así como 2000 años atrás, y trataré de presentarle como el héroe qué ha sido para mi, un ejemplo a seguir en muchos sentidos, presentare algunas de sus enseñanzas qué podemos seguir y poner en práctica al día de hoy y espero que quizá en algún tiempo también ustedes vean en Jesús a alguien que vale la pena conocer. Pero como es de esperar no se puede hablar de Jesús sin hablar de 2 inseparables personas que siempre han de estar presentes en la vida de Jesús, Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo, importantísimos en la vida y ministerio de Jesús, y que sin una apropiada relación con ellos esta vida se vuelve aun mas vacía y sin sentido de lo que suele ser.


Photo by Alexander Andrews on Unsplash

Comencemos por el principio, Genesis 1:1-3

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.

Siempre me ha parecido fascinante este pasaje, porque es la Trinidad (Dios en toda su esencia) quien se presenta aquí, en primer lugar se presenta el Padre como creador de todas las cosas, la biblia nos muestra que Dios es un ser creador, y esta actividad creadora la realiza la persona de Dios el Padre, junto con el Padre se encuentra el Espíritu de Dios preparando el terreno, una de las actividades del Espíritu Santo es que prepara, repara, da vida, para que Dios el Hijo pueda hacer su obra. Ahora es importante señalar que el Padre no crea en el sentido que tu y yo podemos crear cosas, cuando una persona “crea” algo, lo hace modificando cosas preexistentes y entonces con los elementos a su alcance “crea” algo nuevo, pero Dios el Padre no es así, el crea de la inexistencia previa y al mandato de su voz las cosas son creadas.

Ahora el que sí hace es Dios el Hijo. Él para entendernos ha decidido (junto con el consenso de la Trinidad) ser el ejecutor de las obras que al Padre le ha parecido bien se lleven a cabo y con la ayuda del Espíritu Santo las ejecuta.

Cuando un carpintero piensa en hacer una mesa, no empieza nada hasta no tener una idea aproximada de lo que va a hacer y cuanto material va a necesitar y entonces después de conseguir toda la madera, clavos, pegamento, lijas, solventes, que va a ocupar comienza su labor. La trinidad hizo lo mismo en estos pasajes, primero el Padre da la instrucción de lo que quiere hacer.

Los cielos y la tierra

Después el Espíritu prepara el area de trabajo

Se movía sobre la faz de las aguas

Y entonces el carpintero entró en acción

Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz

Ahora esta frase tiene demasiada trascendencia, ya que Jesús es el verbo de Dios (Juan 1:1), esto es la palabra de acción de Dios y el también es la luz del mundo (Juan 8:12), sin embargo aquí lo que realmente esta diciendo no es que en ese momento nació El Hijo (y dijo Dios) ni que fue creado (fue la luz) sino que la materia prima necesaria para todo lo que tendría que ser creado después estaba en la mesa de trabajo.

Todo lo que existe (la materia) esta hecha de átomos que a su vez están hechos de partículas mas pequeñas y que hasta el día de hoy lo mas pequeño que se puede encontrar son los quarks (que componen los protones y los neutrones) que son básicamente energía pura, en otras palabras Luz

Te das cuenta, Dios estaba creando la materia prima para después hacer todo lo que conocemos, trajo la masilla y después le dio forma de literalmente todo lo que puedes ver.

Mi hija mayor esta estudiando cocina y el otro día nos hizo pizza (con ayuda y dirección de su mama) y siempre me ha parecido fascinante como es que toman un poco de harina, le ponen otro polvo encima que se llama levadura, le agregan un poco de aceite y agua y la dejan reposar unos minutos en lo que leuda, y entonces se convierte en algo distinto, una masa lista para ser golpeada como si estuviera escondiendo la confesión de un asesinato y estuviera en tus manos el sacarle la verdad (Yo siempre soy el policía bueno por cierto), ahora quiero que pienses un poco en la verdad Biblica presentada en Genesis 1, Dios saco la harina, la puso en la mesa y empezó a crear, y a crear, y a crear, cada vez algo distinto, los colores (que existen gracias a la refracción de la luz en los objetos opacos en los cuales esta inside, en otras palabras sin luz no habría colores), el pasto, el agua, la tierra, los animales, el ser humano, todos hechos de materia, en otras palabras hechos de luz.

Dios es creador, y si pudo hacer todo de la nada, imagina lo que puede hacer en tu vida, no importa cuan vacía creas que esta, Dios puede crear algo excelso con los ingredientes que eres Tu, solo que tienes que dejarle a Él ser carpintero, o cocinero o artista de Tu vida.

 

Nos estaremos leyendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *